Consideraciones previas a la rinoplastia.

La importancia estética de la nariz es tan grande y su posición en la cara tan prominente que la rinoplastia es una intervención realizada con gran frecuencia sea por motivos estéticos como funcionales en casos de desviaciones nasales con mala respiración.

Debemos recordar que no toda nariz puede verse como desea el paciente después de una rinoplastia. Es expremadamente importante saber lo que puede hacerse y lo que no puede hacerse. Siempre hay que averiguar la razón última que lleva al paciente a solicitar la rinoplastia y lo que espera del resultado final.

Es obvio que si los deseos del paciente no pueden ser satisfechos no debe ejecutarse la intervención al igual que en el resto de operaciones de Cirugía Plástica Estética.

Volver a www.vilamoriente.com

Decálogo de la SECPRE sobre la rinoplastia.

1. Recurran siempre a un profesional con la titulación adecuada, que, en el caso de la Cirugía Plástica, es la de Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, solicitándole que les muestre alguna acreditación demostrativa si es preciso.

2. Comprueben que el lugar donde tendrá lugar la rinoplastia es un quirófano homologado de un centro hospitalario con las condiciones de seguridad adecuadas para una intervención que requiere, en la mayoría de las ocasiones, de anestesia general.

3. Valoren con su médico los motivos para realizar la intervención, que pueden ser estéticos, funcionales (disfunción ventilatoria y problemas respiratorios) o secundarios (asociados a malformaciones congénitas, tumores, traumatismos, etc.), pero también de otros tipos, como asociados a enfermedades autoinmunes o al consumo de sustancias tóxicas.

4. Valoren con su médico que el desarrollo de la estructura ósea de su nariz está completo, sobre todo a edades tempranas, y que disponen de la madurez psicológica suficiente para una intervención que conllevará un cambio en su anatomía facial, por lo que no es aconsejable en menores de edad salvo por motivos funcionales o asociados a malformaciones congénitas severas.

5. Tengan en cuenta que una cosa son los resultados deseados y otra las expectativas reales que debe transmitirle siempre su médico. Dichas expectativas no se pueden predecir al 100% al estar determinadas por múltiples factores, como las características anatómicas propias de cada paciente y los procesos de cicatrización.

6. Sepan que el preoperatorio de una rinoplastia debe incluir siempre la realización de un electrocardiograma y de una analítica completa con estudio de coagulación y, en el caso de los pacientes muy mayores o fumadores, una radiografía de tórax.

7. Dejen que su médico valore la técnica que mejor se adecúe a la intervención, que puede ser abierta, en la que se accede a las estructuras internas de la nariz mediante una pequeña incisión en la columela (la parte externa entre la punta y la base), o cerrada, en la que se accede a través de las fosas nasales.

8. Sepan que las molestias tras la operación pueden ser fácilmente controladas mediante analgésicos habituales y que el postoperatorio incluye un taponamiento de las fosas nasales durante una media de 2-3 días, la utilización de una férula nasal durante una media de 7-10 días y, en caso de haberse empleado una técnica abierta, unos puntos en la columela que se quitan en un plazo medio de una semana.

9. Sean conscientes de que la rinoplastia tiene la entidad quirúrgica suficiente para su realización en solitario. Al afectar a tejidos adyacentes a la nariz, puede ser desaconsejable practicarla simultáneamente a otras intervenciones de cirugía facial, si bien es su médico quien debe valorar tal circunstancia.

10. No crean en la existencia de la “nariz perfecta”, ya que las modas y los cánones de belleza cambian con el tiempo, debiéndose priorizar resultados naturales, proporcionados con el resto de la estructura anatómica facial de cada paciente y no estigmáticos, es decir, que no parezcan operados.

 

Volver a www.vilamoriente.com

Proceso de la rinoplastia.

La rinoplastia o cirugía de la nariz es una intervención quirúrgica que implica los riesgos de todo acto médico aunque sean mínimos.

.- Antes de la intervención de rinoplastia:
Se practica un estudio preoperatorio y una completa historia clínica así como un estudio fotográfico. El cirujano plástico informa al futuro operado de las modificaciones que se propone realizar en la forma de su nariz en armonía con el diseño de su cara. A la hora de operar la nariz en ningún caso se utiliza un patrón único.

.- Intervención de rinoplastia:
Requiere una anestesia general o una anestesia local con sedación según la dificultad de la intervención y la mejor opinión del cirujano plástico en cada caso concreto.

.- Después de la intervención en la nariz:
Se coloca un taponamiento nasal durante 48 horas (más si hay algún problema de tabique), así como una férula que inmoviliza la nariz durante 7-10 días. No debe causar inquietud la presencia de equímosis e hinchazón a la altura de los ojos, con frecuencia más acentuada en un lado que otro.

.- Del séptimo al décimo día: Se retira la férula pero el resultado final de la rinoplastia no se ha conseguido aún pues:
.La nariz está amazacotada.
.La punta aparece demasiado elevada.
.El aspecto puede sorprender por:
De frente: un alargamiento de la raiz nasal o un lado algo más hinchado que el otro.
De perfil: un relleno del ángulo nasofrontal que da un aspecto pasajero de “nariz griega”.

.- Hacia el duodécimo día: El operado está ya “presentable” y las señales de la intervención de rinoplastia han desaparecido aunque la nariz todavía está ligeramente hinchada, sobre todo la punta.

.- Al cabo de dos o tres meses: Se puede tener una idea aproximada del resultado definitivo que no podrá ser evaluado convenientemente hasta que haya transcurrido un año de evolución.

.- Resultado de la rinoplastia:
Por lo general corresponde al plan fijado antes de la operación aunque siempre hay que tener en cuenta que trabajamos sobre tejidos vivos, la memoria de los mismos, la formación del callo óseo en el dorso y el efecto de la cicatrización. Unos milímetros en cualquier otra parte del cuerpo no se notan pero en la nariz si. En ciertos casos, es necesario practicar algunos retoques con anestesia local.

 

Ir a www.vilamoriente.com